martes, 12 de julio de 2011

Jacobo Arbenz

 

Vida
Jacobo Árbenz Guzmán nació en la ciudad de Quetzaltenango, en 1913. Sus padres fueron Jacobo Árbenz, un inmigrante suizo alemán y Octavia Guzmán, guatemalteca. Su padre llegó a Guatemala en el año 1901, tenía un negocio de farmacia en la Ciudad de Quezaltenango. Cuando el negocio se vino abajo, su padre trabajó de administrador de una pequeña finca, propiedad de un inmigrante alemán que residía en la zona.
Jacobo estudió la secundaria en Quetzaltenango, en el colegio de María Bennett de Rölz. Luego se inscribió en la Escuela Politécnica en el año de 1932. Sus maestros y compañeros lo describían como un "estudiante excepcional" llegando a ser abanderado de su escuela. Ocupó el puesto de sargento primero de la Compañía de Caballeros Cadetes, el cual era un gran honor y entre los años de 1924 y 1944 solo seis cadetes habían alcanzado obtener.
En el año de 1937, después de haberse graduado, fue llamado para servir en la Escuela Politécnica como Instructor. En cuanto a sus oficios como oficial del Ejército, se desempeñó mayormente en el Fuerte de San José de Buena Vista, en la Ciudad capital y en San Juan, Sacatepéquez. Allí conoció las duras condiciones de vida de la población indígena y las formas en las cuales operaba el trabajo forzoso, siendo los indígenas los sometidos. No solo le tocó cuidar cuadrillas de indígenas destinadas al trabajo forzoso en algunas fincas, sino también el cuidado de presos políticos dedicados también a este tipo de trabajos.
Fue en 1938 cuando conoció a María Vilanova, una salvadoreña perteneciente a la aristocracia. Un año más tarde, teniendo él 26 y ella 24 años de edad, contraen matrimonio, en oposición de los padres de la novia, pues estos pensaban que el joven no le podría dar la misma calidad de vida que otros podrían.
En 1943, Árbenz ascendió al grado de Capitán y comandó la Compañía de Caballeros Cadetes. Era entonces un oficial distinguido, le describían como un líder. Árbenz actuó como triunviro de la Junta de Gobierno y después como Ministro de la Defensa aparte de haber sido Presidente de Guatemala.
Árbenz tuvo tres hijos, Arabella, Leonora y Jacobo. Arabella comenzó una carrera de actriz de cine, pero se suicidó en Bogotá. Jacobo Árbenz sufrió un prolongado destierro. Murió en la Ciudad de México. Sus restos regresaron a la ciudad de Guatemala el 19 de octubre de 1995, durante el gobierno de Ramiro de León Carpio.

Árbenz asumió la presidencia el 15 de marzo de 1951, pronunciando dicho discurso:
"Nuestro gobierno se propone iniciar el camino del desarrollo económico de Guatemala, tendiendo hacia los tres objetivos fundamentales siguientes: convertir nuestro país de una nación dependiente y de economía semicolonial en un país económicamente independiente; convertir a Guatemala de país atrasado y de economía predominantemente semifeudal en un país moderno y capitalista; y hacer que esta transformación se lleve a cabo en forma que traiga consigo la mayor elevación posible del nivel de vida de las grandes masas del pueblo".

Este discurso se puede resumir en sus acciones que fueron:
  • La construcción de la hidroeléctrica de Jurún-Marinalá, en Escuintla.
  • Construcción de la Carretera al Atlántico.
  • Construcción del puerto de Santo Tomás, bajo el nombre de Matías de Gálvez.
Pero la mayor meta de su gobierno era la reforma agraria (Decreto 900). Con ella se pretendía evitar que hubiera una relación de latifundio-minifundio. La mayoría de la población apoyaba la idea, menos los grandes terratenientes y los empresarios, sobre todo la United Fruit Company, que poseía una gran cantidad de tierras en Guatemala, era la bananera del país que se encargaba de exportar. La Iglesia Católica, a su vez, se opuso a dicha reforma.
Todo esto se lograría al expropiar tierras ociosas de grandes latifundistas para poder darlas en usufructo a quienes no las tuvieran. Dicho procedimiento se lograba por medio de los Comités Agrarios Locales, los cuales recibían denuncias de tierras en estado ocioso, que pasaban a los Comités Departamentales y finalmente al Departamento Agrario Nacional. La reforma pretendía permitir a los campesinos tener tierras para trabajarlas y darles la oportunidad de tener más ingresos. La ley trajo consigo muchos abusos, tales como la invasión violenta de las tierras.
También se ejerció ciertas presiones sobre las compañías multinacionales, a efecto de incrementar los ingresos al fisco. Su lucha principal fue en contra de los intereses norteamericanos, ya que los monopolios de la United Fruit Company, la IRCA y la Bond Share eran manejados por importantes personajes norteamericanos; costándole esto su derrocamiento.
Pero lo escandaloso es que todos los miembros del gobierno norteamericano y de la CIA que decidieron que era "comunista" estaban ligados económicamente en forma directa a la United Fruit Co., lo que en cualquier litigio se llama conflicto de intereses grave. Nadie investigó la que el Director de la CIA, Allen Dulles (abogado de la United Fruit Co) afirmó que Árbenz era "comunista". La United Fruit era de las mismas familias que dirigían la CIA en esos momentos. Además la relación con la Mafia empieza a ser clara desde este golpe, ya que brinda un patio trasero. La relación de Carlos Marcello con agentes CIA como David Atlee Phillips, Howard Hunt y obviamente, Theodore Shackley se perfila en este periodo de la historia.

1 comentario:

  1. Una pildora de lo que no escribe la historia y no narran los historiadores mediaticos ideologicos.

    Jacobo Arbenz de sus propias tierras, los mediaticos ideologicos “dicen” que distribuyo una cifra significativa de hectáreas, sin embargo no existe evidencia y pruebas, primero que Jacobo Arbenz haya poseido antes de 1944, algunas propiedades o tierras a su nombre, igualmente no existen pruebas de dicha distribución, las unicas pruebas que existen son los derechos que poseia sobre la Finca el Cajon, en el Departamento de Escuintla, la cual obtuvo en propiedad durante el regimen del gobierno de Juan Jose Arevalo, la cual consta de una gran extensión de hectáreas y cuyo valor oscilaba en esos años, a un valor aproximado de 15 Millones de Quetzales, de lo cual se ignora como obtuvo los fondos para su adquisición ya que durante su periodo de alta de en el ejercito, laboraba como catedratico en la Escuela Politecnica, lo cual no le permitia con su sueldo acumular la fortuna que tendria como valor la Finca El Cajon.

    A su salida al exilio Jacobo Arbenz Guzman, fue expropiado de todos sus bienes, entre de ellas la “Finca El Cajon”, la cual era de su propiedad la cual fue confiscada mediante el decreto 2 de fecha 5 de julio de 1954, de la Junta de Gobierno y el decreto 68 de fecha 6 de agosto de 1954, dicha finca se encontraba registrada bajo el número 3443, folio 76, del libro 40 del Registro de la Propiedad del Departamento Escuintla y se encontraba ubicada en el Municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa del mismo departamento.

    La finca “El Cajon”, que fue propiedad de Jacobo Arbenz, tenia una extensión de 48.7 caballerías equivalente a 2,193 hectáreas o 3,139 manzanas, cabe indicar que la Finca perfectamente calificaba dentro de las que podian ser expropiadas debido a que la Ley de Reforma Agraria contemplaba que todas aquellas propiedades que tuvieran mas de 672 Acres o 384 manzanas, debian ser expropiadas, sin embargo esto fue obvio por que no se hizo, sin embargo el Gobierno de Carlos Castillo Armas si lo realizo, ya que luego de ser expropiada fue repartida a ciento ocho beneficiarios, a los que se les proporciono o entrego una extensión aproximada de 20 hectáreas o 29 manzanas a cada uno.

    Sin verguenza, la viduda de Arbenz Maria Milanova exigio que el gobierno la indemnizara por la propiead de Arbenz, lo cual se realizo hasta el gobierno del Historico Presidente Alvaro Colon, y de la cual NO se hizo publico el valor y la cantidad de decenas de millones que el gobierno le reconocio.

    Cesar Urrutia
    urrutia_cesar@yahoo.es

    ResponderEliminar